jueves, 19 de febrero de 2009

¡Lo que no nos mata, nos fortalece! ¿Pero si esto es continuo, nos puede matar?

Utopías y Lógicas


¿Una elección más? ¿O un sufragio controlado? ¿Es Venezuela un ejemplo de sistema electoral perverso? ¿Cuál es la salida a esta farsa continua? Este es un gran dilema e interrogante a discutir. Los ciudadanos venezolanos son los mejores demócratas del mundo, votan en cualquier circunstancia y con responsabilidad patriótica, todos nos sentimos orgullosos del comportamiento y actitud valiente que esta asumiendo nuestros electores. En cada casa hay personas con un resteo y disposición a sufragar “aun con dudas razonables sobre la transparencia electoral”, fueron miles los ancianos, enfermos e imposibilitados que fueron a votar, honor a su gesto. El voto para el pueblo se ha convertido en una oportunidad de salir de la pesadilla fascista y para algunos –son los menos- en una oportunidad “de hacerse de unos realitos devaluados” donde privan más otros intereses, que los patrioticos y morales. Son varias las realidades a cuestionar, veamos: El problema ético que estamos notando es que los oficialistas rojitos y otros no rojitos, han venido convirtiendo el acto sagrado de votar, en un mecanismo corrompido, que encierra perversiones e inmoralidades de todo tipo; unos aprovechan los procesos electorales “¿las compañas?” para hacer negocios, corrupciones, matracas y rebusques sustanciosos. Lo que no dejan resultados positivos en cuanto a la productividad y la calidad del trabajo electoral; el activismo se ha corrompido y degenerado. Nadie puede decir que estas actitudes construyen valores democráticos. El país, se desangra y se pierde cuantiosos recursos, que pudieran ir a beneficiar a los sin techo o a los hospitales “que están en condiciones lamentables” o simplemente para pagar las grandes deudas que le tienen a los contratistas de PDVESA; el gasto electoral (en especial el del gobierno nacional) ya es irresponsable y aberrante, estos gastos no benefician a la Republica y mucho menos a el sufrido pueblo de Venezuela.

Para nadie es un secreto que cuando se hacen las cosas –¿elecciones?- muy repetidas, sin ética y pulcritud, se pierde el respeto, la credibilidad y el gusto. Hay quien creemos que existe una intención ‘belada’ en el régimen, de convertir el voto en una guachafita, para darle “pan y circo” a su gente. Con lo cual mantiene distraídos al país -a los más ingenuos- del descomunal robo de bienes y dineros públicos que se ha presenciado en la patria de Simón Bolívar. La corrupción es tan brava que ya en la administración pública roba hasta el gato.

Cada burócrata le conviene que haya elecciones, para que le asignen misiones y tareas, con lo cual justifica el robo y utilización de los recursos públicos. Este relajo corruptor permite nominas fantasmas, facturaciones doble, contratos no terminados y apropiación indebidas de los dineros, cheques y bienes, los cuales se desaparecen y no hay culpables. Los funcionarios públicos de hoy tienen empresas, empresitas y testaferros por doquier, han creado mafias y una red de corrupción con tentáculos en todas partes y hasta en los bancos –gerentes, cajeros, etc.-, el objetivo es ponerle la mano a todo cheque que pase por su radio de acción.

¿Qué hacer? Si estamos vivos y el fraude continuado del régimen no nos mato… entonces a fortalecernos llaman. Donde hay que empeñarse: Lo primero es que el árbitro –esos mismos rectores del CNE- no debería estar arbitrando otro juego electoral, ya es obvio que en cada elección se parcializan más. Solución, pedir y movilizarse para lograr que sea auditado el REP –con personas idóneas y libres de sospecha-; lo segundo es que la ONIDEX ya no es confiable y se debe someter con urgencia a una exhaustiva y profesional auditoria, de lo contrario continuaran votando los MULTICEDULADOS (lo denuncia con pruebas, antes de las elecciones) y atentando en contra de la seguridad jurídica y ciudadanía. Estamos en peligro eminente de ser estafados y engañados en cualquiera transacción y gestión comercial o civil o legal; lo tercero es que ya no se debe admitir que los dineros de PDVESA, los Ministerios, CANTV, Gobernaciones, Alcaldías, Consejos Legislativos, Concejos Municipales, Consejos Comunales y Emisoras de Radio, Canales de TV y demás medios, solo promuevan a los que tienen poder publico y los candidatos y partidos políticos que no tienen cargos públicos están condenados a ser comparsa de un sistema electoral ventajista e injusto. Las minorías políticas hoy en Venezuela no tienen oportunidad y se les esta acorralando, conculcándoles sus derechos y hasta se les niega las credenciales para ser testigos electorales. Estamos ante una canallada donde los partidos -*opositores mediáticos- de la democracia IV republicana se prestan –alianza perversa- con el PSUV para sacarnos del juego ¿y entonces? Demócratas y Fascistas-Comunistas haciendo lo mismo, para matar a los demócratas alternativos.

Hoy denunciamos con absoluta responsabilidad que aceptamos los resultados electorales, pero no los respetamos y menos los avalamos, la razón mas clara es que no tuvimos ingerencia en nada de lo que aprobaron los partidos que secuestraron los bloques del NO y del SI con el CNE. No nos consta nada de los resultados electorales –no tuvimos acceso a ninguna acta y mesa de votación– por no haber conseguido que habilitaran a nuestros testigos-, en esa situación se encuentran varios partidos, los cuales son victimas de un apartheid político.

Reflexión, si el futuro va a ser igual, con seguridad llegara el año 2029 y la cosa seguirá igual, unas Alcaldías y 2 o 4 Gobernaciones para la oposición y lo demás para Chávez y sus más leales seguidores.

Reflexión, o se construye una oposición con valores y principios democráticos, sin exclusiones, sin pactos de repartos secretos, con un método y un baremo que posibilite el juego limpio y lógico, o seguirá el fracaso y las justificaciones mas cínicas y débiles.

Reflexión, y los venezolanos serán más pobres, tristes y desintegrados, o se alzaran como lo hizo Simón Bolívar y los patriotas que nos libertaran.

Juan de Dios Rivas Velásquez

C.I. N° V- 2.169.735.

Político, Presidente de Solidaridad Independiente, SI

rvjuandedios@gmail.com

http://si.solidaridadindependiente.blogspot.com/

Miércoles, 18 de Febrero de 2009.-