martes, 27 de enero de 2009

¿El Socialismo del SXXI, se basa en el fraude?


Utopías y Lógicas

Si revisamos y estudiamos lo que hace y dicen los personeros del gobierno, con sus cuentas, los informes, los resultados, las instituciones públicas, las empresas nacionalizadas, las cooperativas, los consejos comunales y las elecciones manipuladas y siempre sin resultados finales, por donde Ud. lo mire y analice no encontraremos jamás una ‘verdad’, todo es un fraude al sentido común, toda la dinámica y la acción que desarrollan está influenciada por una perversa concepción y comportamiento, basada en la mentira, en el sometimiento a los caprichos y ambiciones del jefezote del gobierno central. El hecho que los poderes públicos estén sin autonomía y controlados por la mente por Miraflores, hace todo un contra sentido democrático y de transparencia publica.

¿Quién avala o rechaza las cuentas y los informes del ejecutivo nacional? Por lógica y mandato constitucional la Asamblea Nacional es lo obligada a hacerlo. Es doloroso reconocer que esto es impensable e imposible en una asamblea, cuya legitimidad nadie reconoce, por el pirrico de los números que lo eligieron y por el componente mayoritario del mono color que la controla, una cosa es legalidad y otra cosa legitimidad.

¿Por qué, el socialismo del SXXI se basa en el fraude?, veamos algunos argumentos: No es posible encontrar un sistema electoral en el mundo con el cual se pueda comparar el de la Venezuela bolivariana, al examinar el “sistema electoral más transparente del mundo, ¿según ellos?” es introducirse en un campo minado, en el cual “se camina con chapaletas y lo más seguro es que siempre nos explote una mina”, existen demasiadas dudas razonables y evidencias de que el sistema electoral es una secuencia de eventos, subsistemas, modalidades y acciones fraudulentas, que van desde el control absoluto de la ONIDEX, el REP contaminado con múltiples cedulados, migrados inlegitimamentes, sorteos amañados de miembros de mesas, auditorias sin protocolos confiables y con apresuramiento o poco tiempo para profundizar y buscar –trampas- donde corresponde, ventajismo total, descarado y sistemático, en todos los organismos públicos, imposibilidad y negativa de procesar las denuncias que formulan la mayoría de partidos de oposición. Si se calcula el costo por elector de este elefante rojo que es el CNE, se llega a la conclusión de que la monstruosidad de gasto es perversa e inútil, ya que no se traduce en garantías de elegir a o los ‘por quien se vota’, sino a los ‘que no tienen votos’. El sistema electoral automatizado de Venezuela supera con creces el de cualquier país del mundo desarrollado o subdesarrollado, ¿y en un ‘tiempo’ de más de diez meses?, esta “avanzada tecnología” no ha podido ofrecer un resultado del referendo pasado, con la más simple de las votaciones. SI o NO, sabemos que gano el NO, pero ¿cual fue el resultado final?,. ¿ Que quieren? Que la gente no tenga confianza y se abstengan de votar, para que sus –rojitos- multicedulados y sus mercenarios electorales, procedan a suplantar a los que no votan, ¡que jamón!

Los antecedentes son aun más extravagantes. Una tenebrosa, desconocida y diminuta empresa, cuyos propietarios se reunían –apretujaban- entonces en dos cubículos alquilados en Florida “EE.UU”, adquiere a la italiana Olivetti máquinas de loterías que luego revende por una ‘bola de billete’ al CNE, como máquinas de votación, se hacen de un imperio –corrupto- computarizado y electrónico, con el cual se detenta el poder de hoy.

Más tarde se añade el mismo sistema de identificación de huellas dactilares que usa el gobierno de EEUU para evitar el ingreso de potenciales terrorista a través de los puertos y aeropuertos. A excepción de un experimento semejante en Jamaica, ningún sistema electoral del mundo ha invertido tanto dinero para atemorizar a sus electores y darle al gobierno y al PSUV la información de quienes han votado y quien no, con esta información ponen en práctica su operación remolque y el fraude de última hora. Antecedentes: La empresa Cogent Systems, que provee de capta huellas a la CIA y al Departamento de Seguridad Interno, es la misma que se contrató para registrar la huella dactilar de los electores. Para hacer más compleja la operación se le agregó un sistema de transferencia de datos vía satélite, que suple Gilat Satellite Nestwork, de Israel, otro Estado enemigo del régimen bolivariano, que igualmente proporciona equipos de seguridad a servicios de inteligencia. Lastimosamente el gobierno antiimperialista no encuentra objeción cuando se trata de tecnología electoral. Smartmatic es la empresa que arma todo el parapeto de compra, revende y transforma de máquinas de lotería en máquinas de votación, es vetada en EEUU después de adquirir a una empresa americana suplidora de sistemas de votación por evidencias de estar relacionada con el gobierno del presidente Chávez. El representante de Smartmatic en una negociación con las autoridades de la ciudad de Chicago debe admitir que la propietaria de Smartmatic era una empresa holandesa integrada por venezolanos. Más tarde se supo que la “empresa” encubría los nombres de sus accionistas así como sus capitales provenientes de corrupción en Venezuela.

¿Que ventajismo y tracalas se sigue cometiendo y preparando para asegurar el poder central, municipal y hegemonía total? Mucho y variado. No hay regla escrita sobre equidad y equilibrio electoral que no haya sido violada por esta alocada y catastrófica revolución. Centenares de ciudadanos fueron inhabilitados políticamente, encarcelados y asilados. El uso de los recursos públicos es tan descaradamente obsceno y las amenazas constantes y desafueros del ¿presidente? Chávez contra los candidatos de la oposición son tan frecuentes, que el árbitro electoral se ha visto obligado apelar a la monserga y distorsiones legullericas e inmorales para justificarlas.

La oposición esta acorralada o chantajeada, no se cuenta con coherencia estratégica y menos con un plan B, sería más apropiado decir, ha tenido que persistir –aceptar- en elecciones amañada –empujada por la rebeldía de la gente-, aún a riesgo de ser llamada tonta o cómplice. Insisten en sus acuerdos de cogollo sectario, para buscar salida de esta crisis e ingobernabilidad visible. El drama social y político esta en el genocidio hamponil de todos los días, en votaciones tramposas y cero concertación política.

No hay ninguna razón, lógica y de valor, que justifique que un grupo humano, o gobierno, o partido político y doctrina, busque argumentos, formas, sistemas o mecanismo para perpetuarse en el poder. Todo lo que se deriva de las reelecciones o de mandatos sucesivos de un mismo Partido Político o de una sola ideología, han resultado “nefasto y trágico” para la humanidad, de ahí han nacido las dictaduras más atroces y sanguinarias que han masacrado las leyes, libertadas y a los hombres y mujeres democráticos del mundo.

Juan de Dios Rivas Velásquez

C.I. N° V- 2.169.735.

Político, Presidente de Solidaridad Independiente, SI

rvjuandedios@gmail.com