sábado, 22 de noviembre de 2008

"*Demócratas y Comunistas" ¿Haciendo lo mismo?


Utopías y Lógicas

… Violando el artículo 293 de la Constitución
Yo diré a Uds. Lo que puede ponernos en actitud de... fundar un gobierno libre: es la unión, ciertamente; mas esta unión no nos vendrá por prodigios divinos sino por efectos sensibles y esfuerzos bien dirigidos. SIMÓN BOLÍVAR, 06/09/1815.- Libertador, hoy en Venezuela abundan las actitudes "innobles, ilegitimas y perversas", nos han corrompido las leyes y Constitución, a los Jueces los controlan desde el Alto Gobierno, no hay una sola institución (poderes autónomos) con guáramo para "imponer el Imperio de la Ley", esto anda mal, corrompido y apuntando a un desenlace trágico. Dios y UD. metan su mano a favor del pueblo y de los inocentes que sufrirán.
Para las elecciones del 23N/2008 se esta dando una ‘paradoja perversa’ entre demócratas (*Colaboracionistas con poder en gobernaciones y alcaldías) y los comunistas (SSXXI). Es un hecho (reseñado por la prensa nacional y con testigos – entre los que me encuentro-) de que "una vez más", se ha consumado un fraude y reiterada violación a la Constitución y la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política, ¿Cómo es esto? Nuestra Constitución y leyes electorales, consagra el principio de representación de las minorías políticas (justicia democrática para garantizar que todos los venezolanos "sin discriminación y segregaciones") tengan representación (participen, representen y defiendan a los excluidos) en los cuerpos legislativos (asamblea nacional, concejos legislativo, concejales y miembros de juntas parroquiales) esta practica ‘lógica’ de los valores y principios de la democracia, es lo que permite (libre opción) elegir al más parecido al elector heterogéneo o al universo humano de un país; gracias a este mecanismo ‘sabio’ se han fortalecido los pueblos más civilizados del mundo y permitiendo la abundancia, alta calidad de vida y riqueza colectiva.
¡Pero, resulta! Que en el país "bizarro" en que caminamos, todo se pervierte y se corrompe, y lo que más duele, es ver a las instituciones públicas y algunas políticas (partidos) confabularse prestarse a estas ‘tropelias, aberraciones e ilegalidades’. En el CNE se ha admitido, aceptado y convalidado "la violación de los derechos electorales de las minorías políticas"; ello se da por una alianza (¿Cuántas más habrán hecho?) perversa entre el bloque oficialista: PSUV, PCV, MEP, PPT, UPV, UVE, etc, y el bloque opositor colaboracionista: UNT, PJ, AD, COPEI, MAS y CR, etc, para aceptar "las morochas" en las elecciones del 23N, con lo cual se asesina a los partidos políticos que no usan morochas.
¿Qué son las morochas? Son 2 tarjetas "distintas" que les roban a los ciudadanos (pueblo elector) su soberanía, voluntad y libertad de elegir a personas "candidatos" que gozan de sus simpatías y credibilidad. Las 2 tarjetas (los bloques se aliaron para tener sus "morochas" las cuales son ‘Unidos por Venezuela’ y ‘UVE’ y para que el CNE las aceptara una vez más) se convierten en un receptáculo de la misma cantidad de votos (aparentando ser distintas) ejemplo: Tarjeta A (de los partidos de los bloques), capta 1.000 votos, de militantes comprometidos (confabulados). Tarjeta B (la morocha de cada bloque) capta los mismos votantes de la tarjeta A o los 1.000 votos de militantes comprometidos.
En la practica "los mismos 1.000 electores" votan por la lista de la tarjeta A, y por la circunscripción (circuito electoral) de la tarjeta B, resultado, engañaron y se burlaron de los sufragantes de partidos minoritarios y obtienen curules o escaños dobles, que no le corresponden, ya que con 1.000 votos, hace ‘parecer’ que tienen 2.000 votos en las 2 tarjetas. Simulación y engaño, delito electoral.
Esta trapisonda fraudulenta, deja a partidos como Solidaridad Independiente ‘SI’, MR, ML, FL, URD, PL, Movimiento Ecológico, Plataforma, EL, REDES, BR, VP, DR, USP, VIS VEZ y otros, sin oportunidad matemática de que se les adjudiquen unos 46 cargos (mínimos) legislativos de los 233 a repartir y que le corresponden por el principio de "la representación proporción de los cargos", lo cual esta garantizado en el artículo 293 de la Constitución.
Esta perversión y robo de los bloques oficialistas y opositores colaboracionistas, hace ilegitima la elección de los cargos por esta "técnica fraudulenta", con la cual se abre la puerta para reclamar a las instancias nacionales (controladas) y a la Comisión Internacional de los Derechos Humanos. Estamos ante la negación de los derechos humanos, civiles y políticos, propia de regimenes no democráticos, y con la complicidad de opositores. Algún día habrá justicia y transparencia de nuevo en Venezuela.
Juan de Dios Rivas Velásquez
C.I. N° V- 2.169.735.
Político, presidente de Solidaridad Independiente, SI.
rvjuandedios@gmail.com