miércoles, 17 de diciembre de 2008

Democracia o Fascismo Comunista ¿Ese es el dilema?

Utopías y LógicaDemocracia o Fascismo Comunista ¿Ese es el dilema?
Digan lo que digan, piensen lo que piensen y lean lo que lean, no hay ni habrá, un sistema de gobierno más justo, perfectible y equilibrado que la DEMOCRACIA. La democracia se fundamenta en principios y valores que regulan y ordena las relaciones políticas y sociales. Evitando los desequilibrios y los abusos propios de las tentaciones humanas, de las obsesiones de grupos, de los intereses personalistas y de las ambiciones de castas sociales o de los mandos militares. Los demócratas respetamos y defendemos las constituciones y las leyes, creemos en las instituciones y la separación de poderes, vemos como lógico que se alterne y se cambie los gobernantes y a los gobiernos. Ningún demócrata ve al ciudadano o líder o activista opositor como enemigo, es sólo un adversario legítimo, con una visión distinta a la nuestra. La democracia no se maguilla o se camuflaje (utilizando mentiras y distorsiones ideologías o históricas) en totalitarismo, fascismo, comunismo y menos en SSXXI. Los demócratas debaten ideas con respeto y apego a la lógica científica o del sentido común.
Las democracias florecen y fructifican más, cuando los líderes responden más a las exigencias del bien común y el interés público y social. Cada líder democrático se apoya en su formación, en su credo, en su experiencia, en su educación, en su vocación de servidor y en su estilo de conducta; jamás un líder democrático utiliza la amenaza (voy a o vamos a), el chantaje (no les voy a dar dinero a la oposición y los vamos a demoler, etc.), o instiga a sus parciales a –delinquir- saquear los bienes públicos que les corresponde administrar a los gobiernos electos, y menos se vale la acción centralista o de traspaso inmorales de atribuciones y funciones de gobierno descentralizados (que se preveían caerían en poder de la oposición) con apego a servicios propios de alcaldías y gobernaciones. Esto en nuestra patria se ha convertido en una constante desestabilizadora, en un atropello indigno y en un mal actuar del presidente y sus funcionarios, esa actitud es propia de dictaduras.
Después de las elecciones del 23N, hay más que nunca la necesidad de defender la DIGNIDAD DEMOCRATICA Y LOS ESPACIOS CONQUISTADOS ¿Cómo hacer eso? Lo primero que debemos hacer los demócratas en ponernos de acuerdo y unificarnos en ‘una estructura de coordinación y movilización coherente, estratégica y sinérgica’. Repetir el mal ejemplo de la unidad –mezquina y sectaria- enclenque y desarticulada de acciones lógicas y tácticas, el la cual se privilegiaron los intereses de cuatro partidos por encima de los candidatos lógicos, naturales y con liderazgo social; todo se formulo mal –a esprofeso- desde el principio, ya que nunca hubo intención de tener reglas de juego claras; se manipularon y encogollaron los pocos consensos; se apelo a encuestas (Las encuestadoras no tuvieron ética e hicieron un negocio inmoral y redondo) puyadas y trucadas, para favorecer a los que las pagaban y a los partidos que manejaban grandes presupuestos. Se desconoció a la sociedad civil y a figuras independientes, se subestimo a mucha gente valiosa con buenos perfiles y curriculum, para nada valían las aptitudes personales y los ceros rechazo. Esto no fue UNIDAD DEMOCRATICA, esto fue un pugilato de mezquindades y errores, que fortalecía el esquema ventajista, fraudulento y estratégico del fascismo comunista, el resultado esta a la vista "coparon de rojo las alcaldías" ¿ahora tienen más? Y se están preparando para imponernos la reelección indefinida y un estado de terror anárquico, donde ellos obtendrán grandes dividendos ante una oposición desunida e incoherente.
El Humanismo Cristiano que sustenta a SOLIDARIDAD INDEPENDIENTE, SI, quiere ser responsable ante la historia y nuestros hermanos Venezolanos, no es momento de reconcomio, de pase de facturas, de arrogancias, de mezquindades y de enfrentamientos estéril entre la oposición, o salvamos la democracia o nos perjudicaremos en lo político, económico y social, no hay salida fácil y posibilidad de dialogo "el presidente no dialoga y menos negocia". Estamos convencidos de los peligros y de los riesgos que vamos a asumir y enfrentar en los próximos años. Solo una dirigencia opositora unida y de organización monolítica podrá enfrentar a un régimen de partido único, con un sistema electoral permisivo y facilitador del fraude continuado –basado en: 500.000 personas multicedulados, un RE preparado para facilitar triunfos a los PUSISTAS, un aparato gubernamental al servició de la logística del psuv, fuerzas represivas y paramilitares listas para actuar en contra del pueblo, poderes públicos controlados, CNE facilitador de ilegalidades, trampas y abusos electorales, y estructura ‘totalitaria’ para arrasar todo vestigio opositor a la reelección- que no se detiene, solo se hace mas complejo e inteligente.
Si no aprovechamos los errores económicos y de mal gobierno y el desastre en que se sumirá la economía en el próximo año, entonces todo será más cuesta arriba. Por favor vamos a unirnos, la unidad ya no es un objetivo político, la unidad es un imperativo de subsistencia democrática.
Juan de Dios Rivas Velásquez
C.I. N° V- 2.169.735.
Político, Presidente de Solidaridad Independiente, SI
rvjuandedios@gmail.com